Noticias de Quintana Roo

2018: El año de la Realidad Mixta

U-tad, el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, acogió hace unos días una apasionante Master Class sobre Realidad Mixta a cargo de dos de los mayores expertos en el tema a nivel internacional: Edgar Martín-Blas, CEO y director Creativo de Virtual Voyagers, y José Infantes, CTO de Virtual Voyagers. Esta compañía, fundada en España en 2014, tiene clientes repartidos por todo el planeta en todos los campos imaginables: entretenimiento, arquitectura, automoción o publicidad. Edgar y José sacaron tiempo de su apretada agenda para desgranar a los alumnos de U-tad la hoja de ruta que están adoptando las principales compañías tecnológicas del planeta, desde Apple hasta Google, en el campo de la Realidad Virtual, la Realidad Aumentada… y la Realidad Mixta.

¿Pero qué es la Realidad Mixta? Podría decirse que más que una fusión entre Realidad Virtual y Realidad Aumentada supone el siguiente paso evolutivo de ambas. Mientras que la Realidad Aumentada se limita a añadir una imagen virtual a lo que nos rodea, la Realidad Mixta va más allá al reconocer la volumetría de nuestro entorno para situar los objetos virtuales sobre el entorno existente, sabiendo aplicar la oclusión de los cuerpos opacos con un realismo jamás visto hasta ahora. Puede sonar a ciencia ficción, pero la RM es ya una realidad, y en 2018 la revolución llegará a los hogares de la mano de Magic Leap. Imagina por un momento ver a los personajes de Star Wars reaccionando en tiempo real con los muebles de tu salón. Y esto es solo el principio.

La Realidad Mixta transformará todo nuestro entorno, y estamos ante el momento perfecto para subirse a una ola que Edgar y José definen como el siguiente movimiento disruptor dentro de la industria tecnológica. Oculus llevó la Realidad Virtual a los hogares, Pokémon GO convirtió la Realidad Aumentada en un fenómeno mundial, y la Realidad Mixta marcará una nueva frontera tecnológica, apoyada en las tecnologías de Apple (ARkit) y Google (ARCore), entre otras.

En Virtual Voyagers son pioneros en explorar nuevas realidades. Fueron de los primeros a nivel internacional en explotar el potencial de la Realidad Virtual hace algo más de tres años, cuando Martín-Blas ejercía de director creativo de Tuenti (Telefónica). Martín-Blas, Infantes y un puñado de diseñadores y programadores en 3D crearon Time Travellers, una experiencia VR que era básicamente una máquina del tiempo que trasladaba al usuario a Egipto y el Japón medieval. El éxito de la App fue inmediato, en un mercado en el que apenas existían 20 o 30 experiencias VR para Oculus. «Había como 3.000 unidades de Oculus en el mundo», nos comenta Infantes, «y unos 2.000 usuarios se descargaron nuestra aplicación».

El potencial de la VR no pasó desapercibido en Tuenti, que les proporcionó un espacio dentro del edificio de Telefónica en Gran Vía para que Edgar Martín-Blas y su equipo pudiera seguir investigando, mientras llamaban la atención de medio mundo. «De repente empezamos a recibir encargos procedentes de todo el mundo, manteniendo reuniones con empresas del IBEX, viajando hasta Fukushima o grabando una carrera de Fórmula 1 en Realidad Virtual, a petición de Ferrari», recuerda Martín-Blas. «Todo ocurrió muy deprisa. En esos dos primeros años y medio acabamos entregando 70 proyectos VR, facturando 8 millones de euros, y todo esto sin inversores. A pelo».

El secreto de Virtual Voyagers para mantenerse en la cima del sector radica en saber adaptarse a la constante evolución del mercado: «Reestructuramos la empresa entera cada tres meses». Gracias a eso han sido de los primeros en subirse a la ola de la Realidad Mixta, tal y como comenta Infantes: «Siempre tuvimos la RM bajo el microscopio, sobre todo desde que apareció Magic Leap, una empresa que apareció de la nada y que levantó dos billones de dólares en inversión. Ahí fue cuando nos dimos cuenta de que se estaba cociendo algo muy gordo».

A pesar de todo, parece que habrá mercado para que las tres ramas (RV, RA y RM) puedan ir avanzando juntas. Aunque el futuro augura una fusión entre ellas, tal y como vaticina José: “Habrá unas gafas que te proporcionarán Realidad Aumentada en tu día a día, pero cuando quieras sumergirte en la Realidad Virtual solo tendrás que darle a un botón para volverlas opacas». Edgar también vaticina que el hardware irá evolucionando a pasos agigantados, y antes de lo que pensamos: «La tecnología acabará afectando al gran público cuando el precio se sitúe sobre los 200 euros, lo que ocurrirá este mismo año o el que viene, y cuando se eliminen cables y peso. Esto va muy acelerado, existe una carrera comercial entre los gigantes del hardware porque no hay un sustituto para esta tecnología». «Estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo medio», añade Infantes.

¿Y qué papel juegan universidades como U-tad en la formación de profesionales que puedan dar el salto a esta nueva tecnología? Infantes es rotundo: «Estamos en un momento histórico, en el que España es una potencia mundial. Aquí están las empresas más punteras. Estamos viviendo un momento crucial. Se van a generar un montón de nuevos perfiles que antes no existían. Hay más o menos unos cinco o seis perfiles que ya se han identificado, pero me atrevería a decir que llegaremos a unos 50. Se van a requerir expertos en mapear espacios físicos para trasladaros a RV, por ejemplo. Es el momento de coger la ola, porque nos ofrecerá una ventaja competitiva increíble».

«Lo especial de centros como U-tad», prosigue Infantes, «es que son lo suficientemente flexibles, en comparación con las universidades, digamos ‘clásicas’, en las que añadir una nueva titulación es una epopeya. No les da tiempo a adaptarse. Fíjate cómo ha evolucionado la Realidad Virtual en apenas tres años. Una entidad como U-tad, por ejemplo, si tiene esa capacidad para adaptarse. Nosotros vimos desde el principio que España es una gran potencia en este campo y nos gustaría que siguiera siéndolo. Lo mejor que podemos aportar como profesionales es transmitir lo que hemos aprendido. Queremos que este sector se consolide en España, y que todas estas personas, que ahora están aprendiendo, el día de mañana hagan unos proyectos fantásticos y así poder seguir liderando el sector».

Edgar y José son profesores del Postgrado en Desarrollo para Realidad Virtual, Aumentada y Mixta de U-tad. Sin duda, los alumnos no podían estar en mejores manos, las de los visionarios que están construyendo la nueva realidad que nos envolverá y cambiará nuestra manera de experimentar disfrutar el mundo que nos rodea.

error: El contenido está protegido