Noticias de Quintana Roo

Cancún y Los Cabos rompen récord de huéspedes de la década

En 2017, dos destinos turísticos de México que enfrentaron problemas de inseguridad y la alerta de viaje por parte de las autoridades de Estados Unidos fueron Cancún y Los Cabos. Sin embargo, registraron su mayor crecimiento en actividad hotelera desde 2010.

Estos dos centros de playa -junto con Huatulco, Nuevo Vallarta, Ixtapa y Loreto- incrementaron 12 por ciento en promedio diario el número de habitaciones de hotel ocupadas en los primeros 11 meses de 2017, respecto al mismo periodo del año pasado, según datos del sistema Datatur de la Secretaría de Turismo (Sectur).

Estos Centros Integralmente Planeados (CIP) fueron originalmente impulsados por el Fonatur en la década de los años 70. Arturo Dávila, académico de la Universidad Politécnica de Cataluña, escribió en un ensayo que se trata de destinos pensados para evitar el crecimiento desordenado que ya mostraba Acapulco.

Especialistas explicaron que su crecimiento se debe básicamente a dos cosas: una promoción focalizada y que los gobiernos -local y federal- han hecho esfuerzos por mejorar su conectividad aérea.

“Lo que tiene Cancún que no tiene Acapulco -el destino que le dio a México la primera carta de presentación en turismo a nivel global- son vuelos de Sudamérica, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá, Europa, de todo el mundo. Cancún no por nada tiene el segundo aeropuerto más importante de México. Ese esfuerzo ahora se nota en Los Cabos”, señaló Armando Bojórquez, presidente de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (Cotal).

El año pasado, Los Cabos reportó un incremento promedio de 27.7 por ciento en el nivel de cuartos de hotel ocupados, al alcanzar las 10 mil 892 habitaciones reservadas por día, de un total de 15 mil 945.

Por su parte, Loreto tuvo un alza 25.7 en el mismo indicador, seguido de Ixtapa, Huatulco, Nuevo Vallarta y Cancún con 12.8, 10.6, 9.4 y 7 por ciento, respectivamente.

“La promoción de estos destinos ha sido eficaz, se hace en Estados Unidos la mayoría, y tiene lógica pues se respeta que es el destino de origen más importante del mundo. Además, se aprovechan coyunturas como la depreciación del peso o las temporadas invernales”, explicó al respecto Rafael García, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM).

“Las alertas que se impusieron a Los Cabos y Cancún han pesado en la toma de decisiones de viajeros, pero son más lo que regresan a su país convencidos de una buena experiencia, aunado a que los costos de los destinos mexicanos están por debajo de un viaje a Europa”, agregó el empresario.

En contraste con los destinos mencionados, las playas tradicionales y otros desarrollos turísticos sin la tutela de la Secretaría Turismo tuvieron un menor crecimiento promedio en sus habitaciones ocupadas.

Tal es el caso de Puerto Vallarta con un avance anual de 4.7 por ciento, y de toda la Riviera Maya -que incluye Playa del Carmen, Tulum y otras-, con un alza de apenas 4.1 por ciento.

Información tomada de El Financiero.