Presenta Félix González iniciativa de ley

FORMULA REFORMA A LA LEY DE ASISTENCIA SOCIAL

0 20

El senador Félix González Canto presentó este 20 de abril  una iniciativa que tiene como fin contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de salud mental y sus familiares, incorporando acciones para incrementar sus habilidades para la vida y proporcionando apoyo psicoeducativo para las familias cuidadoras.

La solicitud del legislador por Quintana Roo fue turnada a las Comisiones de Desarrollo social  y de Estudios Legislativos. Propuso establecer que personas con trastorno mental y familiares tienen derecho a asistencia social.

González Canto  precisó: “La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que los problemas de salud mental constituyen 5 de las 10 principales causas de discapacidad en todo el mundo, lo que supone casi un tercio del total de la discapacidad mundial. Los trastornos con mayor peso son: la depresión, el abuso de sustancias, la esquizofrenia y la demencia. Esta carga cobra un elevado tributo en forma de sufrimiento, discapacidad y por supuesto pérdidas económicas”.

Explicó que los miembros de la familia son los cuidadores primarios de estas personas que sufren trastornos mentales por lo que existe una repercusión económica importante en el ingreso familiar que merma la calidad de vida personal y de todo el entorno de la persona enferma, ya que quienes padecen algún tipo de trastorno mental y los familiares que cuidan de ellos frecuentemente pierden productividad en el hogar y en el trabajo, lo que se refleja en una disminución de este ingreso familiar.

Detalló que las pérdidas de ingresos junto a la posibilidad de incurrir en diversos gastos de salud, atención y apoyo dejan maltrecha la economía de los pacientes y sus familiares generando o agravando sus condiciones de pobreza. La OMS señala que el costo de los problemas de salud mental en países desarrollados se estima entre el 3 y 4% del Producto Interno Bruto (PIB).

“Las enfermedades mentales cuestan a las economías nacionales varios miles de millones de dólares, tanto en términos de gastos incurridos directamente como en la pérdida de la productividad. El costo promedio anual, incluyendo costos médicos, farmacéuticos y por discapacidad para trabajadores afectados por depresión, por ejemplo, puede llegar a ser 4.2 veces más alto que el incurrido por un asegurado típico. Afortunadamente, el costo del tratamiento se compensa como resultado de la reducción en el número de vías de ausentismo y la productividad disminuida en el trabajo”, abundó en referencia a la cita de la OMS.

Resaltó que aunque los problemas de salud mental afectan a personas de todos los estratos sociales, las familias de escasos recursos son las que sufren de forma desproporcionadamente mayor y su enfermedad puede verse agraviada debido a que la pobreza es uno de los principales factores para el desarrollo de enfermedades mentales.

En razón de lo anterior y buscando visibilizar los problemas de salud mental, a efecto de favorecer la comprensión de los mismos, la importancia de su diagnóstico, así como el tratamiento; el senador González Canto consideró oportuno presentar ante la Soberanía del Legislativo una reforma a la Ley de Asistencia Social para establecer expresamente que las personas que padecen algún trastorno mental y sus familiares tienen derecho a la asistencia social, ya que ellos y sus familias requieren servicios especializados para su protección y plena integración al bienestar.

Recordó que la OMS recomienda el desarrollo de servicios de salud mental y de asistencia social de base comunitaria, por lo que la iniciativa también propone adicionar una fracción al Artículo 12 de la Ley de Asistencia Social para incorporar dentro de los servicios básicos de salud en materia de asistencia social la prevención de los problemas de salud mental, la habilitación psicosocial de las personas con trastornos mentales y del comportamiento; “la que deberá centrarse en el desarrollo de habilidades para la vida diaria, habilidades laborales, habilidades para el tiempo libre, habilidades sociales e integración a la vida comunitaria”.

Y remarcó: “Esta reforma busca que a través de la asistencia social se coadyuve a que las personas con trastornos mentales o del comportamiento desarrollen habilidades básicas, necesarias para vivir tan autónomamente como sea posible dentro de su comunidad, utilizando de la mejor forma posible sus capacidades”.

El Senador quintanarroense también propuso adicionar una fracción al Artículo 12 de la Ley in-comento, a fin de incorporar a la orientación psicoeducativa para familiares, cuidadores de personas con problemas de salud mental. “Como hemos mencionado los trastornos mentales y del comportamiento no sólo afectan al paciente, sino a la familia. La orientación psicoeducativa permitirá que los cuidadores adquieran información sobre los trastornos mentales y del comportamiento de tal forma que sean capaces de comprenderlos, que conozcan los prejuicios e la enfermedad y les permita reconocer los síntomas en caso de recaídas. También ayudará a la formación de redes de apoyo y permitirá que los cuidadores reduzcan el sentimiento de incapacidad favoreciendo la descarga emocional, física y social tanto de los pacientes como por supuesto de la familia”, finalizó. (AINQRoo)

También podría gustarte Más del autor