LSD droga alucinógena produce estado superior de la conciencia

0 15

Investigadores han descubierto la primera evidencia de que el LSD, una droga alucinógena, puede producir un estado superior de la conciencia. No obstante, el estudio asegura que aunque aunque la droga alteraría la forma de ver y comprender la realidad, esto no significa que sea un mejor estado de conciencia.

Científicos de la Universidad de Sussex probaron en pacientes voluntarios el efecto de los alucinógenos en la conciencia al experimentar con varios tipos de drogas: psilocibina, ketamina, hongos y LSD. Una vez estaban bajo el efecto de los alucinógenos, estudiaron la actividad cerebral de los pacientes.

Sus análisis encontraron un incremento en la actividad cerebral. La imagen a continuación fue creada usando escáneres de actividad cerebral y revelan los cambios en la diversidad de señales neurológicas que sufre el cerebro de las personas que están bajo los efectos del LSD.

Durante mucho tiempo las personas que apoyan el uso de sustancias alucinógenas han asegurado que, al estar bajo los efectos del LSD, se puede alcanzar un estado “superior” de la conciencia. Este estudio demuestra que, en cierto modo, podría ser así. Los investigadores aseguran que, aunque el estado no es mejor o algo deseable, sí es cierto que el cerebro trabaja diferente al percibir la realidad.

En el pasado esta clase de estudios se habían dedicado a estudiar personas mientras dormían, están anestesiadas o en estado vegetal, para comprender el estado de la conciencia en estado de reposo o completa inactividad. No obstante, estar bajo la influencia de alucinógenos es una especie de estado de hiperactividad que difiere por completo de cuando estamos despiertos de forma tradicional.

Uno de los científicos que participaron en el estudio aseguró que:

 “Las personas suelen asociar frases o ideas como “un estado superior de la conciencia” a los hippies y tonterías místicas y supersticiosas. Pero este estudio podría ser el principio de la desmitificación de este término, revelando sus bases biológicas y fisiológicas”.

La conclusión del estudio es que, bajo los efectos de alucinógenos, la actividad cerebral es mucho más activa e impredecible que al estar despierto. Los expertos aseguran que esto podría llevara un uso controlado de este tipo de drogas para tratar enfermedades mentales como la depresión.

También podría gustarte Más del autor