Santiago Niego dice que no tiene “nada que esconder”

Santiago Niego dice que no tiene "nada que esconder"

Santiago Niego dice que no tiene "nada que esconder"

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de diciembre.- El ex titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda (UIF), Santiago Nieto Castillo, aseguró que no tiene “nada que esconder”.

“Aumentaron mis deudas, no mi patrimonio. La información del crédito mancomunado que obtuve es pública y mi esposa y yo lo estaremos pagando por 20 años. Todo está declarado ante el SAT y ante la SFP”, dijo Nieto en un hilo de Twitter al responder a la publicación del periódico Reforma que da cuenta de una denuncia anónima presentada en la Fiscalía General de la República (FGR) sobre su patrimonio.

“Soy un hombre de principios y valores que siempre ha luchado contra la corrupción, la impunidad y el abuso de poder. En eso consiste la Cuarta Transformación de este país y me voy a mantener en esta lucha. Esas son mis causas”, puntualizó.

Nieto explicó -en una tarjeta remitida a este medio- que el departamento y la casa de Querétaro a los que hace alusión la información publicada esta mañana están en renta y que “gran parte de la mensualidad de los créditos se cubre con el pago de las rentas”.

El reporte del periodista Roberto Zamarripa en Reforma aborda una denuncia anónima presentada en la FGR en contra de Santiago Nieto, que señala que el exfuncionario acumuló en 25 meses cuatro propiedades y un automóvil por valor de 40 millones de pesos.

Según la denuncia, presentada el pasado 2 de diciembre, entre 2019 y 2020 Nieto compró una casa de 24 millones de pesos en la Alcaldía Álvaro Obregón; otra en Querétaro por 1.6 millones de pesos, así como un departamento en la zona de Santa Fe con valor de 8 millones 200 mil pesos. También adquirió un automóvil marca Audi por valor de medio millón de pesos.

En el caso de la casa en la Ciudad de México, el exfuncionario señaló que fue adquirida mediante un crédito hipotecario suscrito entre él y su ahora esposa, la consejera electoral Carla Humphrey. Menciona el rotativo que, el vendedor del inmueble declaró haber recibido un pago de 28 millones 500 mil pesos, un 19 por ciento más de lo que confirmó públicamente la pareja.

Sobre la obtención del crédito, Nieto dijo que el banco consideró sus ingresos como funcionario público, así como los obtenidos por sus actividades académicas, las recibidas como abogado litigante y consultor, así como contratos de arrendamiento y regalías como autor. Mencionó que estos ingresos fueron reportados ante el Servicio de Administración Tributaria y la Secretaría de la Función Pública.

Detalló que durante 20 años realizarán pagos mensuales por una cantidad que no reveló. El diario menciona que un estudio que simuló los cuatro créditos obtenidos por el funcionario, mismo que fue entregado a las autoridades, arrojó un monto mensual de 313 mil pesos a pagar, el triple del salario que tenía como titular de la UIF.

Nieto renunció a la UIF el pasado 8 de noviembre tras el escándalo que generó su boda en Guatemala con la consejera Carla Humprhey.

Esto, luego de haberse dado a conocer la incautación por parte de las autoridades guatemaltecas, de 35 mil dólares en efectivo en un avión privado en el que viajaban invitados a la boda de Nieto y Humprhey.

A bordo del avión iba la entonces secretaria de Turismo de Ciudad de México, Paola Félix Díaz, con Juan Francisco Ealy Ortiz, propietario de El Universal, su esposa Perla Díaz, el productor televisivo Alejandro Gou y cuatro amigos más del empresario.

El dinero es presumiblemente propiedad del dueño de El Universal e iba a ser utilizado en tratamientos médicos en Estados Unidos, de acuerdo con lo declarado por una empleada de Ealy a funcionarios de Guatemala.

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó la boda y su contexto como un asunto de “escandaloso”, lo que provocó la renuncia de Nieto, quien fue sustituido por el ex diputado morenista Pablo Gómez Álvarez.

“Santiago Nieto es un abogado profesional, recto, le tenemos mucho respeto, pero no podemos tolerar ningún acto de extravagancias, ningún acto que vaya en contra de la austeridad republicana. Es Juárez, el funcionario tiene que aprender a vivir en la justa medianía”, sostuvo posteriormente el mandatario.

Salir de la versión móvil