Sacerdote Rafael Olivera de Chetumal pide evitar violencia contra menores al conmemorar el Día de los Santos Inocentes

La Iglesia Católica pidió a la sociedad reflexión sobre los actos en contra de los menores de edad, mientras que la Iglesia deberá velar por garantizar el derecho a la vida, y que los niños tengan una infancia feliz.

Al conmemorar el Día de los Santos Inocentes, el Párroco de la Parroquia de la Divina Providencia en Chetumal, Rafael Olivera Guerra, lamentó que los índices de violencia al interior del hogar vayan al alza, siendo la principal causa el alcoholismo y las drogas que provocan una cultura de muerte y amenazan el núcleo familiar.

Por esta situación, pidió a los fieles que colaboran con la Iglesia ser promotores de la cultura de la vida, protegiendo en todo momento a los menores que más sufren, a denunciar a las autoridades todo acto de violencia o abuso en su contra.

Recordó que este día de los Santos Inocentes conmemora a aquellos inocentes que fueron víctimas del Rey Herodes, y murieron a causa de Cristo, por lo que pidió orar por los menores que hayan sido víctimas de la violencia, inseguridad o ideologías, y que han perdido la vida en su inocencia.

Olivera Guerra dijo que las familias deben revivir un momento de alegría entre los integrantes con estas celebraciones, crear un ambiente festivo en la Navidad, y evitar caer en el consumismo o en las bromas que generan problemas, puesto que éstas deben ser inocentadas.

Con respecto a las bromas que son realizadas este día, el párroco recordó que su realización tiene su origen en los monaguillos que iniciaron a realizarlas al interior de las iglesias.

Salir de la versión móvil