Sociedad chetumaleña rechaza actos vandálicos en Congreso de Q.Roo; piden no ceder a chantajes de feministas para legalizar aborto

Grupos Provida repudiaron hoy la agresión en contra del Congreso de Quintana Roo, acreditada al Movimiento Feminista, tras rehusarse ese poder a despenalizar el aborto en la entidad, propuesta impulsada por esa agrupación y pidieron a los diputados no ceder a chantajes y amenazas para permitir esa cuestionada norma rechazada ya por los legidladores en múltiples ocasiones.

En conferencia de prensa, la representante de la agrupación Iniciativa Ciudadana, Gabriela Santana Duarte, informó que darán puntual seguimiento a la presentación del dictamen y análisis de la iniciativa presentada para despenalizar el aborto, de la cual como grupo Próvida están en desacuerdo.

Indicó que, de ser necesario, realizarán manifestaciones y plantones pacíficos, para que los diputados escuchen la voz de los ciudadanos, quienes no están de acuerdo con las modificaciones planteadas al Código Penal, pues existen causales que permiten el aborto.

Los grupos Pro Vida en el sur de Quintana Roo, convocaron a toda la sociedad a manifestarse y a levantar la voz para impedir la vulneración del Estado de Derecho de Quintana Roo.

Ello, luego de que mediante el mecanismo de “urgente y obvia resolución”, los legisladores del Congreso del Estado pretendan subir al pleno la iniciativa para despenalizar el aborto en la entidad, asegurando que incumple con la Constitución.

Además, repudiaron la grave agresión contra el Congreso de Quinta Roo, por las feministas, que por más de un año han actuado con extrema violencia secuestrando y vandalizado el patrimonio de todos los quintanarroenses.

En este sentido, recordó que las feministas lanzaron amenazas la semana pasada, las cuales se concretaron un día después, en la sala de chat del Congreso del Estado, durante la sesión en la que fue presentado el dictamen del aborto.

Santana Duarte dijo que la sociedad, representada por los diputados, rechaza consistentemente desaparecer el derecho a la vida y, por el contario, exigen protegerla, desde la concepción hasta la muerte natural.

 “Resulta inaceptable y evidentemente improcedente que se insista en un tema largamente discutido, analizado revisado y votado varias veces en el congreso y que con chantajes, amenazas y actos vandálicos quiera imponerse a toda la sociedad un tema exhaustivamente discutido”, aseguró Santana Duarte.

Salir de la versión móvil