Yensunni Martínez admite que un basurero intermunicipal en Chetumal es complicado por falta de recursos

Yensunni Martínez Hernández, alcaldesa de Othón P. Blanco, dijo que contar con un basurero intermunicipal es un proyecto muy ambicioso, y nada sencillo que sea una realidad, pues está supeditado al presupuesto que se tendrá para el 2022.

Por lo pronto, señaló que está suspendido el análisis para ver la factibilidad de implementar un basurero intermunicipal que involucra a los municipios de José María Morelos, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y Othón P. Blanco.

“Antes de realizar cualquier estrategia, primero hay que establecer si hay un presupuesto. Una vez que se sepa con cuándo es con lo que se contará para trabajar en el 2022 entonces se podría retomar ese análisis”, indicó.

“Mientras tanto seguimos con nuestras diligencias jurídicas para defender al Ayuntamiento de circunstancias en las que en otras épocas han afectado el actuar como es el caso de las concesiones”, añadió.

Yensunni Martínez indicó que la concesión de la basura sigue vigente, y recordó que el espacio que ocupa el basurero es prestado por el ejido de Calderitas, siendo ya insostenible para que continúe ahí.

“No se ha podido resolver el problema por falta de recursos. Reubicar un basurero requiere de 50 a 60 millones de pesos”, indicó, tras añadir que, mientras tanto, las tareas de saneamiento se realizarán poco a poco.

Salir de la versión móvil