Muere John Madden, leyenda e imagen del videojuego de la NFL, a los 85 años

El futbol americano está de luto luego de que la NFL anunciara la muerte del legendario John Madden, ex entrenador de los Raiders de Oakland y miembro del Salón de la Fama, quien falleció inesperadamente la mañana de este martes a los 85 años; se desconoce la causa de su deceso.

“En nombre de toda la familia de la NFL, extendemos nuestras condolencias a Virginia, Mike, Joe y sus familias. Todos lo conocemos como el entrenador del Salón de la Fama de los Oakland Raiders y locutor que trabajó para todas las cadenas principales, pero más que nada, fue un devoto esposo, padre y abuelo”, mencionó el comisionado de la NFL, Roger Goodell, en un comunicado.

“Nadie amaba más el futbol americano que el entrenador. Él era el fútbol americano. Fue una caja de resonancia increíble para mí y para muchos otros. Nunca habrá otro John Madden, y siempre estaremos en deuda con él por todo lo que hizo para hacer del fútbol americano y la NFL lo que es hoy “.

¿Quién fue John Madden, imagen del famoso videojuego?

John Madden fue un jugador de los Philadelphia Eagles en 1958, pero una lesión en la rodilla haría que se retirara tempranamente de los emparrillados, pero no para siempre, ya que regresaría como entrenador.

Madden fue reconocido por lo que hizo como head coach de los Raiders de Oakland, equipo al que comenzó a dirigir en 1969, siendo en aquel entonces el entrenador más joven en la NFL con tan solo 32 años.

Llevó a la franquicia a siete finales de la Conferencia Americana y a ganar el Super Bowl al concluir la campaña de 1976. Terminó con un récord de 103-32-7 en temporada regular y su porcentaje de triunfos de .759 es el mejor entre los entrenadores con al menos 100 partidos.

Pero el empleo que asumió tras su retiro prematuro como entrenador a los 42 años fue el que catapultó a Madden a la fama. Educó a toda una nación en la materia de futbol americano con su uso del “telestrator” en las transmisiones; entretuvo a millones de telespectadores con sus expresiones como “¡Boom!” y “¡Doink!”; fue una figura omnipresente en campañas publicitarias para restaurantes, ferreterías y cervezas; se convirtió en el rostro de “Madden NFL Football”, uno de los videojuegos deportivos más exitosos de la historia, y fue autor de best sellers.

Más importante aún: fue el más reconocido analista deportivo en la televisión durante buena parte de sus tres décadas en la cabina de transmisiones. Ganó 16 premios Emmy, una cifra sin precedentes, como personalidad o analista deportivo notable, y cubrió 11 Super Bowls para cuatro cadenas distintas entre 1979 y 2009.

“La gente siempre me pregunta, ‘¿eres entrenador, analista o el tipo del videojuego?’” comentó durante su discurso de entronización al Salón de la Fama. “Soy un entrenador, siempre he sido un entrenador”.

Inició su carrera como analista en CBS después de dejar los emparrillados, en buena parte debido a su miedo a viajar en avión. Él y Pat Summerall se convirtieron en el principal dúo de comentaristas de la cadena.

Posteriormente, Madden ayudó a Fox a ganar credibilidad como una cadena de renombre cuando llegó a la compañía en 1994, y después narró partidos para ABC y NBC antes de retirarse tras el emocionante triunfo de Pittsburgh 27-23 sobre Arizona en el Super Bowl de 2009.

Corpulento, y un tanto desaliñado, Madden se ganó un lugar en los corazones de Estados Unidos con un estilo afable y poco presuntuoso, el cual fue una bocanada de aire fresco en un mundo deportivo de salarios disparados y estrellas con actitud de diva. Viajaba a los partidos en su propio autobús debido a que padecía de claustrofobia y dejó de volar. Durante algún tiempo, regaló un pavo relleno de pato, que a su vez estaba relleno de pollo, al jugador más notable del partido de Acción de Gracias que le tocaba comentar.

Cuando finalmente se retiró de la cabina de transmisiones, sus colegas elogiaron su pasión, su preparación y su capacidad para explicar un juego complicado en los términos más sencillos.

“Nadie ha hecho el deporte más interesante, más relevante y más disfrutable para ver y escuchar que John”, dijo en su momento el narrador Al Michaels.

Salir de la versión móvil